Las casas inglesas de Irala

Las casas inglesas de Irala

Las casas inglesas de Irala son de los atractivos históricos de la ciudad que más curiosidad ha despertado en los últimos tiempos. Algo llamativo, ya que realmente estas casas tienen más de cien años. Pero al estar en una zona relativamente apartada de los lugares más turísticos de Bilbao y ubicarse en calles sin bajos comerciales, habían pasado desapercibidas para los visitantes, viajeros y turistas. Y en buena medida también para muchos bilbaínos que no frecuentaban esa zona.

Sin embargo, Instagram y Pinterest mediante, las fotografías de esta zona del barrio de Irala se han viralizado. En muchos lugares ya se ha bautizado la zona como en Notting Hill bilbaíno. Y el interés por pasear por el barrio y descubrir la historia de las casas inglesas de Irala ha aumentado.

Lo cierto es que lo realmente sorprendente sería que con su encanto y belleza no llamaran la atención y depertaran el interés.

Las casas inglesas de Irala: qué son y dónde están

Las casas inglesas de Irala son un grupo de edificaciones o casas de viviendas adosadas que a principios del S. XX se construyeron en una zona determinada de Bilbao con la estética de viviendas inglesas tradicionales con elementos de estilo neovasco y guiños modernistas.

Bilbao siempre ha mirado a Inglaterra. Hay una amplia historia de colaboraciones y negocios entre los puertos comerciales ingleses y las industrias del sur de Gran Bretaña y Bilbao durante siglos. Así que no debe sorprender a nadie. El amor por deportes como el fútbol y el boxeo así como el intercambio cultural siempre ha sido importante a ambos lados del Cantábrico.

Historia de las casas inglesas de Irala y por qué conocerlas al visitar Bilbao

Estas coquetas casas fueron diseñadas por los arquitectos Federico Ugalde y Enrique Epalza. La mayoría tiene planta baja y tres alturas, con un pequeño jardín delantero en algunos casos poco mayor que un balcón al uso. Y sus fachadas lucen de diferentes colores: distintos tonos de azul, verde, rosa, naranja, amarillo. En su momento disponían de espacio para huerta propia.

En origen, el barrio conocido como Iralabarri o Barrio de Irala, se creó en torno a una panificadora. Esta panificadora pertenecía a Juán José Irala que unió varias pequeñas empresas panaderas en una marca, Harino-panadera, cuyo nombre durante muchas décadas coronó decenas de despachos de pan en Bilbao y en otros muchos municipios de Bizkaia.

Era una buena ubicación porque estaba a las afueras de Bilbao, cerca de las vías del tren. Un lugar entonces económico pero cercano al centro y con buena conexión para las mercancías.

Como era propio de la época, las casas inglesas de Irala se crearon para que los trabajadores estuvieran cerca de sus puestos, reduciendo los desplazamientos diarios. La idea era que fueran acogedoras, asequibles, accesibles y dignas. Su precio de alquiler estaba por debajo del precio medio de una vivienda de alquiler en otras zonas de Bilbao.

En unos 10 años se construyeron 15 calles de estas edificaciones, cuyas casas tenían varias habitaciones, cocina y baño. Eran chalets, villas y también bloques de viviendas de varias alturas. El barrio pasó de tener 200 habitantes en 1908 a casi 3.000 doce años después.

A su alrededor se construyeron servicios como escuela, economato y dispensario médico.

Dónde está Iralabarri y sus casas inglesas de colores y cómo llegar

En el barrio de Irala o Iralabarri, entre las calles Baiona, Kirikiño y Zuberoa, principalmente.

Se puede llegar en autobús urbano desde otras zonas de Bilbao como la Plaza Circular o la Plaza Elíptica, cercana al Museo Guggenheim. También se puede llegar dando un paseo de pocos minutos desde la Plaza Zabalburu.

Por qué ver las casas inglesas de Irala al visitar Bilbao

Es uno de los lugares más pintorescos de Bilbao, más curioso e instagramable. Es una zona poco transitada por la que pasear con seguridad y de forma tranquila entre preciosas edificaciones de arquitectura sorprendente y colores vivos. Un barrio lleno de encanto, inesperado y asombroso. El lugar ideal para dejarte llevar por la imaginación, hacer decenas de fotografías y descubrir una parte hasta ahora casi secreta de Bilbao que está empezando a ponerse de moda.

Si has viajado a Bilbao en otras ocasiones y estás deseando descubrir lugares nuevos, al planificar tu viaje a Bilbao incluye la visita a Iralabarri. Las viviendas coloridas de aire inglés son muy peculiares y atractivas.

Según el color de la luz del día y el de la facha frente a la que te sitúes el mundo se ve diferente. Te costará no parar de fotografiar y fotografiarte delante de una y otra edificación.  Hoy en día es también un reclamo para las fotografías de moda y publicidad en Bilbao. Artistas, fotógrafos, influencers centrados en la moda y diseñadores, adoran esta zona de la villa. Y no es para menos.

En el barrio sigue en pie, muy cerca de las casitas inglesas de colores de Irala, la harinera. El edificio cuidadosamente restaurado de la fábrica de harina de Irala fue declarado monumento por el Gobierno Vasco. En sus instalaciones aún está la maquinaria con la que se molía el trigo hace más de 100 años. Y parte del edificio tiene uso público.

Qué ver cerca de las casitas de colores de Iralabarri

Las calles de las casas inglesas de Irala están a 1 Km de la Gran Vía de Bilbao, una zona muy comercial y de oficinas, cerca de restaurantes, degustaciones y cafeterías. Y a una distancia similar de lugares icónicos de la villa como la Estación Indalecio Prieto, la Estación del Norte y el Mercado de La Ribera.