iglesia-san-anton

Por qué conocer la Iglesia de San Antón al visitar Bilbao

La Iglesia de San Antón es uno de los edificios más emblemáticos de Bilbao, un lugar que ha sobrevivido al paso de los siglos. ¿Sabes que su imagen aparece en el escudo de la villa de Bilbao junto al puente con el que comparte nombre y que está situado en sus inmediaciones? ¿Y que también aparece en el escudo del Athletic de Bilbao, el equipo de fútbol centenario que es uno de los pilares sociales y deportivos de la villa?

Si vienes a visitar Bilbao es un lugar obligado para conocer el pasado histórico del lugar. Además está en un punto estratégico de especial interés para el visitante. A pocos pasos de los gastrobares del Mercado de la Ribera, de la Iglesia de la Encarnación y frente al Muelle de Marzana.

Por qué conocer la Iglesia de San Antón al visitar Bilbao.

Un lugar icónico para los bilbaínos.

La Iglesia de San Antón es mucho más que un edificio religioso. Es una de las construcciones más antiguas de Bilbao y probablemente, junto a la Basílica de Begoña, la más querida. Se construyó a mediados del S. XV y a día de hoy es un lugar único y especial en el corazón de los bilbaínos.

Su rápida popularidad queda patente con su elección para aparecer en el escudo de Bilbao. Hay documentos que ya muestran su uso en 1554. Y la Iglesia de San Antón aparece representada en él junto al puente de dos arcos que está construido a su lado.

Y ha seguido siendo un lugar especial para los habitantes de Bilbao desde entonces. En 1941 el Athletic de Bilbao, 43 años después de su fundación, decidió modificar su escudo e incluyó en él la imagen de esta iglesia como símbolo de la ciudad.

Historia de uno de los edificios más emblemáticos de Bilbao.

Antes de que Bilbao obtuviera el título de Villa, la zona de la Ría del Nervión que ahora ocupa la Iglesia de San Antón ya era un lugar en uso. Hubo primero un solar o lonja de mercancías en el vado junto a la ría que se utilizaba como fondeadero natural para los barcos que transportaban mercancía por la ría.

Después, en torno al año 1.300, se construyó en el lugar una muralla. Su uso era tanto defensivo ante posibles enemigos como protector frente a probables crecidas de la ría. Pero pronto se demolió en su mayor parte para dejar paso a la construcción de la iglesia, en el 1.433.

En 1.478 la iglesia se amplió, pues el edificio había quedado pequeño para los feligreses que acudían a él.

Posteriormente fue sufriendo modificaciones. O, más bien, añadidos.

A mediados del S. XVI se añadió su portada principal y un balcón mirandero renacentista, además de dos de sus capillas. En 1.726 se reorganizaron las sepulturas de su interior. Su campanario barroco se incorporó al templo en el S. XVIII, quedando resuelto en el año 1.775.  Y en 1.902 se añadieron un pórtico auxiliar, la sacristía y despachos parroquiales.

En el verano de 1.983 unas terribles inundaciones arrancaron puertas y verjas de la iglesia. Y se llevaron por delante parte de su mobiliario.

En 1.984, un año después de las devastadoras inundaciones que sufrió la villa bilbaína, la Iglesia de San Antón recibió la calificación de BIC, Bien de Interés Cultural. Con la categoría de Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Iglesia de San Antón, un edificio histórico para conocer al viajar a Bilbao.

¿Tienes pensado visitar Bilbao? ¿Te interesan el arte, la arquitectura y los lugares históricos? Entonces te gustará visitar esta Iglesia. Aunque a lo largo de los años ha perdido algunos de sus tesoros en incendios e inundaciones, como su retablo plateresco o algunos de sus muebles más antiguos, continúa siendo un lugar que merece la pena la visita.

Además del edificio propiamente dicho en su interior, tras unas obras de mejora realizadas en 2.002, se pueden contemplar también los cimientos de la antigua muralla previa a la construcción de la iglesia, ahora visible tras el altar.

Se puede visitar fuera de las horas de culto. Y en ocasiones se celebran conciertos de música sacra y otros eventos.

En su exterior, su imagen y silueta icónicas merecen su contemplación. La cercanía a la ría hace que sea muy fotografiable en cualquier época del año. Es una de las imágenes más reconocibles de la ciudad y si tienes pensado conocer Bilbao sin duda es uno de los lugares que querrás fotografiar y en los que querrás fotografiarte.

En su interior todavía hay muchos tesoros que ver y disfrutar. ¿Algunos de ellos?

  • La original representación de la circuncisión de Jesús en Belem del S. XVII.
  • El coro y, bajo el mismo, las figuras de San Cosme y San Damián.
  • Sus bóvedas de crucería.
  • El actual retablo del altar mayor.
  • Las pinturas modernas de Ergüin.
  • Una talla de la Virgen de Begoña, patrona de Bilbao.
  • El Cristo crucificado del S. XVI.
  • La pintura barroca que muestra la Asunción de la Virgen.

Información práctica para visitar el templo de San Antón en Bilbao.

La Iglesia de San Antón está ubicada en la Ribera 24, junto al Mercado de la Ribera. Puedes llegar en tranvía y hay paradas de autobús y metro a menos de cinco minutos a pie de distancia.

Salvo cambios, el horario de apertura para visitar el templo es de lunes a viernes de 10h (10 A.M.) a 14 h. (2 P.M.) y de 16 h. (4 P.M.)  a 19 h. (7 P.M). Los sábados cierra una hora antes por la tarde.

En cuanto a las entradas, salvo cambios, su precio es de 3 euros la entrada general, 2,50 para jubilados y de 2 euros para beneficiarios de entrada reducida. Entrada gratuita para niños. ¡Y con la misma entrada se puede acceder a la cercana Catedral de Santiago!