edificio-del-tigre

Por qué ver el Edificio El Tigre al visitar Bilbao.

Si vienes a visitar Bilbao no dejes de contemplar el Edificio El Tigre. Es un magnífico ejemplo de arquitectura industrial de mitad del S. XX reconvertido en edificio residencial que alberga viviendas de lujo. Y con un carismático tigre en lo alto, una escultura majestuosa que hace de este uno de los edificios más icónicos, llamativos y fotografiados de la zona. Sin duda al pasear por el lugar la vista se te irá a este edificio tan sorprendente y original.

Por qué ver el Edificio el Tigre al visitar Bilbao.

Qué fue el Edificio El Tigre.

En 1940 el arquitecto Pedro Ispizua Susunaga diseñó este edificio que hoy en día es el más conocido de la ribera de Botica Vieja y, probablemente, el que más miradas atrae. En parte por sus líneas y su carácter de recia elegancia industrial. Ya que en origen se construyó para albergar una fábrica de correas. Esta era propiedad del industrial Jesús Muñoz Mendizábal. Pero las miradas las atrae sobre todo por el tigre que da nombre al edificio. Una escultura que corona la edificación y que es obra de Joaquín Lucarini.

En realidad, El edificio El Tigre en origen era mucho más modesto de cómo se ve en la actualidad. En pocos años sufrió varias transformaciones sobre la idea original. Y así acabó siendo un edificio de cinco alturas sobre un bajo, en forma de L con la esquina curvada, que mira a dos calles. Con un templete superior o torreta con columnas en la esquina. Y con buenas vistas. Especialmente desde una arista del edificio, hacia la ría de Bilbao y sobre la ribera contraria en la que se encuentran el Palacio Euskalduna y otros puntos de interés que te gustará conocer al visitar Bilbao.

El Tigre de Bilbao, casi tan famoso como sus leones.

En 1943 el arquitecto Joaquín Lucarini recibió un encargo muy especial; la escultura de un tigre para coronar un edificio de estilo racionalista que albergaba la fábrica de Correas El Tigre. Y así creó el espectacular tigre de hormigón de 9 metros de longitud que ya es una imagen icónica de la zona y que desde entonces da nombre al edificio en el que se ubica; el Edificio El Tigre.

Durante estos años y dada la distancia a la que se encuentra en altura, surgieron dudas sobre la escultura. ¿La razón? Una vez desaparecida la fábrica que fue origen de todo y pasados los años, las nuevas generaciones no conocían el pasado del edificio y la escultura. Así algunos la llamaban pantera por su pose fiera. Y muchos otros la leona, dado que a los jugadores del equipo de fútbol de la ciudad, el Athletic de Bilbao, se les conoce como leones.

La realidad es que la escultura del Edificio El Tigre tiene todas las características propias de la figura de un tigre. Incluyendo su pelaje y sus atributos masculinos, que a pie de calle no se distinguen fácilmente. Y unos colmillos bien afilados visibles gracias a su gesto fiero.

Desde hace unos años y con la rehabilitación del edificio, el popular tigre ya es reconocido. Es una de las esculturas más populares y apreciadas por los bilbaínos. El llamado Tigre de Botica Vieja, por la calle en la que se encuentra, es una buena muestra de arte figurativo. Y es ya un emblema del paisaje urbano de Bilbao.

Qué es hoy el Edificio El Tigre.

Tras mucho tiempo de abandono en el que solo la mítica escultura del Edificio El Trigre lucía, en 2005 se restauró. Hoy de su pasado industrial solo queda la arquitectura exterior y sus líneas sobrias pero elegantes. En su interior alberga viviendas que disfrutan de ubicarse en una zona tranquila con las comodidades y servicios propios del centro de la ciudad.

Al visitar Bilbao verás la parte alta del Edificio el Tigre desde diferentes puntos. Desde ambas riberas de la ría. Y según desde dónde lo hagas, la visión de su icónica escultura superior será diferente.

Por qué ver el Edificio el Tigre al viajar a Bilbao.

Actualmente este edificio y sobre todo su escultura superior es uno de los más fotografiados de Bilbao. Justo frente al edificio y en la margen contraria de la ría, el Muelle Evaristo Churruca es un buen lugar para contemplarlo y  fotografiarlo. Es una buena muestra de la transformación de la ciudad y sobre todo de la zona en la que se ubica de área industrial a zona residencial y de lujo.

Al visitar Bilbao verás que junto al edificio hoy hay una agradable zona de esparcimiento, con bancos, arbolado y un bonito paseo junto a la Ría de Bilbao entre puentes como el Puente de Deusto y el Puente Euskalduna.Y frente a este, en la margen izquierda de la Ría, en lo que antaño fueron astilleros hoy se levantan edificios modernos y sorprendentes como el Palacio Euskalduna o la Torre Iberdrola.

 Contemplar el Edificio El Tigre permite asistir a la transformación de una ciudad industrial y oscura en una luminosa, limpia, habitable y atractiva ciudad del S. XXI. Algo palpable en todas esa zona de la Bilbao y por la que la ciudad ha recibido galardones como el I Premio Lee Kuan Yew World City Prize, el llamado Nobel de las ciudades.

Al visitar Bilbao incluye una visita al Edificio el Tigre y sus aledaños. Y disfruta de la zona más popular del llamado Nuevo Bilbao.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *