portal-de-zamudio-bilbao

Portal de Zamudio, por qué conocerlo al visitar Bilbao

En el corazón del Casco Histórico de Bilbao se encuentra una curiosa calle con más historia que extensión, el Portal de Zamudio. En una encrucijada formada por 5 de las 7 calles que forman parte del Casco Viejo bilbaíno se encuentra esta que es, de hecho, la más pequeña de la Villa. Si vienes a visitar Bilbao y en tus planes está hacer un recorrido por sus lugares emblemáticos, acercarte a ella es una buena decisión.

Historia del Portal de Zamudio.

Antiguamente Bilbao estaba rodeado por murallas. Estas murallas medievales que se empezaron a construir el 1334 protegían la zona que hoy se conoce como Casco Viejo o Siete Calles y sus cantones correspondientes. Hoy apenas queda una parte muy pequeña de estas murallas. Las murallas en aquel inicio tenían ocho puertas o portales. Siete de ellas salían de cada una de las calles del interior en dirección al puerto. Pero una de ellas era diferente a las demás y salía en dirección al interior. Era el Portal de Zamudio.

El portal de Zamudio recibía ese nombre porque era el principio o fin, según se mire, del camino que unía el corazón de Bilbao con el Valle de los Zamudio y la casa torre de esa familia. Eran uno de los linajes más poderosos y ricos de la época en Vizcaya, si no el más. Si sientes curiosidad sobre ese linaje hay amplia documentación sobre el mismo. Entre ellos destacan algunos personajes históricos muy curiosos. Como Martín Sánchez de Zamudio, que fue alcalde y posteriormente viajó a las Américas con Pedro de Arbolantxa, siendo ambos los colonizadores del Istmo de Panamá y fundadores de la primera ciudad americana en tierra firme, en 1510.

Durante muchos años albergó una de las varias alhóndigas que por aquel entonces había en la ciudad. Pero esta desapareció hace ya mucho tiempo. Igual que la puerta de la muralla, que quedó derruida en 1573. Pero cuatro siglos y medio más tarde el lugar se continúa denominando Portal de Zamudio.

Qué es hoy esta calle.

(Haz clic en la imagen y arrastra para ver los 360º)

En la actualidad el Portal de Zamudio es la calle más corta de la Villa. Únicamente cuenta con un edificio de un solo portal y una fuente frente a él. Sin embargo, es uno de los lugares más transitados del Casco Viejo bilbaíno, en el que se cruzan algunas de las calles históricas más populares y populosas. Esto le da más que aspecto de calle apariencia de plazoleta. No es un callejón como se podría pensar al saber que solo dispone de un edificio. Por contra, la sensación que se tiene en el lugar es de amplitud, y de estar en un espacio abierto en el centro de Bilbao. Y es que, aunque solo tiene un edificio la calle mide 29 metros.

El único edificio de la calle se terminó de construir en 1900. Es un edificio residencial de cuatro plantas, con tres viviendas en cada una de esas plantas, y bajos comerciales. Es un punto estratégico en el corazón histórico de Bilbao, en una zona rica en comercios y transitada a diario por bilbaínos, vizcaínos que acuden a hacer compras al lugar y visitantes llegados de todo el mundo.

Por qué ver el Portal de Zamudio al visitar Bilbao es una buena idea.

Si tienes pensado viajar a Bilbao por primera vez es probable que tengas deseos de conocer los lugares más emblemáticos, icónicos y con más historia del lugar. Y, desde luego, esta calle lo es.  Si vas a visitar Bilbao y ya lo has hecho antes pero no conoces Portal de Zamudio, es el momento ideal para acudir a esos puntos que en otras visitas no has podido ver.

Como curiosidad, visitar la calle más pequeña de Bilbao y una de las diez calles más cortas de España ya merecería la visita. Pero además es un lugar de paso que une algunos de los espacios más atractivos para el viajero al visitar Bilbao. Está muy cerca de la Catedral neogótica de Santiago, en una zona comercial, cerca de los mejores bares de pinchos del Casco Viejo. A menos de 5 minutos a pie de lugares como el Mercado de la Ribera, el Teatro Arriaga o el Puente del Arenal. Y a un minuto a pie del Museo Vasco, así como del Museo de los Pasos de Semana Santa.

Es, pues, un punto por el que muy probablemente pasarás al pasear por Bilbao. Pararte en él y ser consciente de que estás en un punto histórico de la Villa es una buena forma de sentirte parte del lugar.

portal-de-zamudio

No te resultará complicado hacerlo ya que existe una fuente que puede servirte como referencia visual para saber que estás en esta calle. En el S. XIV ya existía allí una fuente. La actual dispensa agua potable, así que es un lugar fantástico para remojar el gaznate. Fue restaurada en 2006, tiene dos chorros de apertura manual y está construida con adoquines grises característicos.

Si decides venir a visitar Bilbao incluye en tu recorrido una visita al Portal de Zamudio. Te resultará muy sencillo porque es un lugar de paso entre algunos de los lugares más visitados por los viajeros y turistas que llegan a Bilbao. Y déjate sorprender por la calle más pequeña de la Villa y la sensación de estar en un lugar histórico de aspecto totalmente renovado.

Leave a Comment