iglesia-san-anton

Iglesia de San Antón

De estilo gótico, construida a finales del s. XV en la orilla del río Ibaizabal, donde 300 años atrás de su construcción se levantaba un pequeño almacén o lonja de mercancías fluviales.

En el año 1300 Diego López V de Haro, undécimo señor de Vizcaya, otorgó la Carta Puebla a los pobladores de la ribera del río Ibaizábal, y la antigua lonja fue incorporada al recinto urbano recién creado.

En 1334 Alfonso XI de Castilla construyó en el lugar un alcázar y una muralla defensiva que hacía también las veces de dique contra las inundaciones. Los cimientos de esta muralla se localizaron en las excavaciones arqueológicas realizadas en el año 2002 y actualmente pueden verse tras el altar de la iglesia.

El pórtico principal es de estilo renacentista y gótico-renacentista, las tres capillas adosadas a la nave principal son del segundo tercio del s. XVI. El campanario es de estilo barroco, y de estilo neogótico son el pórtico auxiliar, la sacristía y los despachos parroquiales.

Desde sus orígenes y hasta el siglo XIX el interior de la iglesia fue utilizado como cementerio. El templo ha sufrido varias calamidades en su historia, la última en las catastróficas inundaciones de 1983, que se llevaron buena parte de su mobiliario interior y arrancaron puertas y verjas. El 17 de julio de 1984 San Antón fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico-Artístico Nacional.