DESDE EL PUENTE DE SAN ANTÓN AL PUENTE EUSKALDUNA

Bilbao a través de sus puentes

Inicia tu viaje por el Bilbao virtual.

Te contamos detalles y eventos que querrás conocer.

Para los que necesiten ayuda, os contamos la simbología y la navegación en el tour.

Viaja por el camino de la ría de Bilbao, conociendo sus lugares más emblemáticos

Disfruta del bello entorno de la ría, sumérgete en una ciudad latente, cosmopolita,
moderna y con más de 700 años de historia.

Conoce sus calles, sus costumbres, su gente.
Un sello propio en su gastronomía y artesanía.

La autoría de los cuatro puentes fijos actuales, San Antón, pasarela de la Ribera, la Merced y el Arenal, construidos después de la Guerra Civil e inaugurados el 19 de junio de 1938 aún faltando varios meses para la finalización de las obras, se atribuye con carácter colectivo a la Oficina Técnica que se encargó de su reconstrucción.

«Para dirigir la Oficina Técnica Municipal de Puentes Fijos (en lo sucesivo OTMPF) se nombró al ingeniero de caminos José Entrecanales Ibarra (Bilbao, 1899 – Madrid, 1990) quien permanecería en el cargo hasta agosto de 1938, contratándose también al ingeniero de caminos José Juan-Aracil Segura (Alcoy, 1905 – Madrid, 1982). Con urgencia se solicitó ante las autoridades militares la concesión de una licencia al alférez ingeniero de caminos Manuel Gil de Santibáñez (o Santivañes) (Madrid – Don Benito, 1938) por al menos un mes, sin que tengamos constancia del tiempo exacto que permaneció en Bilbao. El 15 de agosto de 1937 se integraba en la oficina el ingeniero de caminos René (o Renato) Petit de Ory (Dax, Francia, 1899 – Fuenterrabía/Hondarribia, 1989) más recordado hoy en su faceta de jugador de fútbol. Junto con el arquitecto Manuel Galíndez se incorporaron a la Oficina los también arquitectos Luis Vallejo y Real de Azua (Bilbao, 1901 – Getxo, 1964) y Fernando Arzadun Ibarraran (Bermeo, 1893 – Madrid, 1951) a los que se sumaría entre el 1 de noviembre de 1937 y el 30 de mayo de 1939 Fernando de Urrutia Usaola (Amurrio, 1908 – Madrid, 1960)…»

«…Un aspecto destacable es el del carácter colectivo e interdisciplinar de la autoría de los proyectos y de la dirección de las obras.»

Joaquín Cárcamo Martínez, Aparejador. Miembro de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública AVPIOP-IOHLEE. Miembro del Consejo Asesor de TICCIH España

Texto extraído del libro del seminario internacional «Caer y levantarse, la reconstrucción del patrimonio después de una guerra» (PDF) celebrado en Bilbao y Gernika-Lumo del 1 al 3 de octubre de 2015.

puente-de-san-anton

Puente de San Antón

Durante siglos fue el único punto de unión entre ambas orillas de la Ría de Bilbao.

Convertido en uno de los emblemas de Bilbao al formar parte de su escudo, si bien la situación de este puente, en el escudo, refleja el antiguo puente del siglo XV construido a los pies de la torre de la iglesia de San Antón.
 
De importancia histórica al ser paso obligado para el comercio de Vizcaya con Castilla, tras el privilegio otorgado por Dña. María Díaz de Haro.
 
Las riadas cuasaban importantes daños en el antiguo y se toma la determinación de construir uno nuevo al otro lado de la iglesia, obra encargada al arquitecto Ernesto Hoffmeyer. Las obras comienzan en 1871 y por causa de las guerras carlistas no finalizaron hasta 1877. Ambos puentes convivieron desde 1877 hasta 1882 en que fue demolido el antiguo puente.
 
El puente actual se inauguró en 1938.
 
 

Pasarela de la Ribera

También conocido como puente de San Francisco, como todos los puentes de Bilbao su construcción data de la época posterior a la Guerra Civil, ya que durante ésta todos los puentes de Bilbao fueron destruidos.

«Se resuelve, en su esencia, en forma de un arco parabólico que une Marzana con la Ribera. De la clave de dicho arco, surge un tramo recto que enlaza con el trazado de las calles Conde de Mirasol y Aréchaga a través del pequeño espacio público superior de Marzana.

Organizada, estructuralmente, sobre la base de dos vigas articuladas por tres rótulas que quedan inscritas en el tablero de canto variable, la solución hace gala de una feliz esbeltez a la que solo se superponen los diseños de la barandilla en la que se manifiestan las características leves del estilo del propio Arquitecto.

El tiempo no ha tratado con el mimo preciso esta interesante obra de arquitectura, cuya calidad la hacen comparable a las pasarelas recientes de nueva creación en la Villa.» arquitecto Elías Mas Sierra (artículo en la revista Bilbao, 2004)/. (PDF)

Varios puentes existieron antes que el actual, quizás el más popular es el que existió entre 1827 y 1852, un puente suspendido por cadenas de hierro, el antiguo puente colgante al que se refiere la popular canción «No hay en el mundo, puente colgante, más elegante, que el de Bilbao, porque lo han hecho, los bilbainitos, que son muy finos, y muy salaos».

La actual pasarela se inauguró en 1938.
puente-la-merced

Puente de la Merced

De diseño sencillo y de formas espartanas, con dos tramos asimétricos que descansan sobre una pilastra central.

Toma su nombre del convento de la Merced, actual Sala Bilborock, local en el que se celebran conciertos y actos sociales.

Ocho farolas de fundición sustituyen a las originales que se destruyeron durante la riada de 1983. Adornadas con parejas de seres alados, estos seres nos hacen imaginar antiguas leyendas y envolverlos en un aura mística, quién sabe, no dejes de tocarlos buscando la suerte tras la leyenda urbana. Como se puede ver en estas fotos, foto 1foto 2, estos seres también se encontraba en las farolas que formaban parte del puente de Isabel II sobre el año 1900.

Fotografías de Salvador Ramón de Azpiazu Imbert/ (1867-1927). Ayto. de Vitoria-Gasteiz Fondo Azpiazu/.

El puente actual se inauguró en 1938.
 

Saber más:

Bilboko Liburutegi Digitala/

Relatos de Bilbao/

Bilbao

Puente del Arenal

Construido en hormigón armado, es el último de una serie de puentes, reformados y destruidos por diferentes causas.

El primer puente que ocupó este lugar, en 1845, fue bautizado con el nombre de Isabel II, era de hierro de fundición y el primero de este tipo construido en España.

Uno de los arcos que formaba parte de este puente se conserva montado en un puente en la desembocadura de los ríos Udondo y Gobelas, en Leioa. Puente del Udondo/.

El puente actual se inauguró en 1938.
 
puente-del-ayuntamiento

Puente del Ayuntamiento

Inaugurado en 1934 y tras ser destruido durante la Guerra Civil se encargó la construcción del puente actual a los ingenieros Ignacio Rotaeche y José Ortiz de Artiñano, siendo reinaugurado en 1939.

Antiguamente este puente cohabitó con una pasarela de hierro a escasos metros del actual y de carácter privado. Cobrando un peaje por cruzarlo, esta pasarela cuyo nombre era Pasarela Giratoria de Hierro, era conocida por «Perrochico» debido a que el peaje era de cinco céntimos y así se denominaba popularmente a esta moneda. Ambos permitían el paso de embarcaciones. La pasarela pivotaba sobre sus ejes en ambas orillas mientras que el actual lo hacía elevándose en dos mitades.

Construido en hierro, perdió su característica de basculante en 1969 sellándose para impedir su apertura.

Saber más:

Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP)/

Bilbao/

zubizuri

Zubizuri (pasarela peatonal)

Esta pasarela peatonal diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava se inauguró en 1997, tiene una longitud de 75 m y se eleva a 8,50 m de altura con respecto a la pleamar. Dos rampas de acceso en dos tramos de 2 metros de ancho cada una y con una pendiente del 7 %, salvan el alto desnivel que ofrece la pasarela para cruzarla de un lado al otro.

Desde su inauguración es uno de los símbolos, junto con el Museo Guggenheim, del nuevo Bilbao del siglo XXI.

Une el Campo de Volantín con el muelle de Uribitarte con acceso hacia las torres Isozaki, siendo una de las rutas de paseo hacia el Museo Guggenheim.

Su superficie acristalada ha generado muchas controversias, hoy la vemos cubierta de una alfombra antideslizante.

Puente de La Salve

El ingeniero Juan Batanero fue el autor y encargado de su construcción en 1968. Inaugurado en 1972, su nombre oficial es el de Príncipes de España.

Fue el primero en España en construirse con tirantes y es uno de los pocos con cubierta de hierro. Los tirantes están anclados en dos mástiles de 60 m de altura y sujetan la cubierta de 270 m de longitud.

El arquitecto del Museo Guggenheim-Bilbao, Frank Gehry, quiso integrar, en cierta medida, el museo con el puente y diseñó una torre con escaleras que comunican el museo con el puente.

Desde la margen derecha, en el Campo de Volantín, hay dos ascensores que permiten el acceso al puente así como escaleras.

Una estructura con forma de dos arcos rojos envuelve los dos mástiles donde están anclados los tirantes del puente, esta estructura es obra del artista francés Daniel Buren, “L’arc rouge” (El arco rojo), esta obra se inauguró con motivo del décimo aniversario del del Museo Guggenheim y pretende integrar el puente con las formas curvas del museo.

Pasarela Pedro Arrupe

Pasarela peatonal con forma de libélula que une el Paseo de Abandoibarra con la Avenida de las Universidades.

Construida en acero y recubierta en su interior de madera para dar la sensación de subir a un barco. Proyectada por el ingeniero y arquitecto J. Antonio Fernández Ordóñez, tras su muerte en enero de 2000 asume el proyecto su hijo Lorenzo y Francisco Millanes.

Inaugurada el 28 de marzo de 2003, tiene una longitud de 145,25 m, 4 m de ancho en la parte principal y 3,50 en los accesos. Esta compuesta de 13 piezas de acero dúplex de mil toneladas recubiertas con madera de ipé

Lleva el nombre del sacerdote bilbaíno Pedro Arrupe/, renovador de la Compañía de Jesús.

A la entrada de la pasarela, desde el muelle de Churruca, se encuentra la escultura «Begirari IV (El Vigía)», una de las últimas esculturas del escultor vasco Eduardo Chillida/ (1942-2002).

Puente de Deusto

Obra de los ingenieros Ignacio Rotaeche y José Ortíz de Artiñano, y supervisado por el arquitecto municipal Ricardo Bastida.

Puente diseñado como basculante para permitir el tráfico fluvial, las obras finalizan en 1936 y es destruido posteriormente durante la Guerra Civil.

El puente se volvió a reconstruir y se reinauguró en 1939. Incluidos los viaductos tiene una longitud de 500 m y ha sido restaurado en 2008.

Se puede acceder al puente desde el muelle de Churruca, por ascensor y escaleras, desde la otra orilla por Ribera de Botica Vieja el acceso es por escaleras.

Saber más:

Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP)/

Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP)/

Revista DYNA-1932 (PDF)/

puente-euskalduna

Puente Euskalduna

Su apertura se realizo el 18 de abril de 1997 y su autor fue el ingeniero Javier Manterola.

El puente de Euskalduna esta construido con una sólida estructura de metal, tiene más de 250 m de longitud y 27 m de ancho, de trazado curvo y con una amplia marquesina que protege la zona peatonal y el carril para bicicletas.

Toma su nombre, al igual que el Palacio Euskalduna de Congresos y de la Música, de los astilleros que se ubicaban en el mismo lugar y que cerraron su producción en los años 80.

En la margen derecha unas escaleras helicoidales alrededor de una torre de iluminación de 45 m de altura dan acceso al puente.

“Ruta de los puentes”

Una experiencia 360