estacion-abando-vitrina

La Estación de Abando, qué ver y hacer en ella.

La Estación de Abando es uno de los puntos neurálgicos de la ciudad . Está en la popular Plaza Circular bilbaína y junto a la Gran Vía. Allí se encuentra un espacio inusual en un edificio emblemático. Este forma parte de la historia de la ciudad desde mediados del siglo pasado. Hoy reúne historia, estación de ferrocarril de corta y larga distancia, centro comercial y locales de restauración en un espacio lleno de encanto a camino entre el clasicismo y la actualidad. Mucho más que un lugar de paso para quienes deciden viajar a Bilbao y llegan en tren.

Por qué ir a la Estación de Abando al visitar Bilbao; qué ver y hacer en ella.

Si vienes a visitar Bilbao quizá llegues a la ciudad por la Estación de Abando. A ella llegan a diario trenes de largo recorrido y de cercanías. Si lo haces, no la abandones corriendo. Disfruta del lugar. ¿Llegas por otro medio? Entonces tómate un tiempo para acceder a ella en tu viaje.

Estación de Abando, un edificio histórico y artístico que conocer al visitar Bilbao.

Con una altura que llega a alcanzar la de cinco plantas esconde un tesoro artístico en su interior. Una vidriera monumental policromada que es uno de los puntos icónicos de Bilbao. Y que se sitúa en el acceso que va entre los andenes y hacia el vestíbulo de la estación.

A menudo sorprende al visitante encontrarse con una vidriera tan espectacular y colorida. Se realizó en 1948, el año en que se inauguró la Estación de Abando. Y solo tras las inundaciones que en 1983 asolaron la ciudad hubo que hacer algún cambio sobre ella. Está compuesta por 301 piezas artísticas. Mide 15 metros de ancho y su altura es de 10 metros. Y en ella están representados algunos de los lugares icónicos de Bilbao junto a escenas típicas de la sociedad vizcaína.

Visitar Bilbao y conocer la vidriera de la Estación de Abando es contemplar una obra de arte que reúne la esencia de la Villa y sus gentes. Pesca y siderurgia, que marcaron el pasado reciente de Bilbao. Deporte. Y lugares de interés como la Basílica de Begoña o el Puente de San Antón.

Además este edificio apoyado en doce arcos de celosía contiene una colección de esculturas de Agustín Ibarrola. Otra grata sorpresa para los amantes del arte.

Es un espacio libre de barreras arquitectónicas gracias a modernas remodelaciones. Así que en cualquier caso merece la pena acceder a la estación y disfrutar de la monumental vidriera.

Medios de transporte.

La Estación de Abando comenzó siendo la estación de ferrocarril que unía Bilbao con la meseta. Hoy continúan saliendo y llegando a ella ferrocarriles de viajeros a diario. Pero es mucho más. También tiene acceso a una estación de Metro. Y parada de autobuses urbanos e interurbanos. Incluidos los que llegan y llevan al aeropuerto de Loiu. En el futuro también será la estación del TAV.

Tiendas y locales de restauración en la estación de Abando.

Actualmente el edificio dispone de tiendas y locales de restauración. Entre ellos una farmacia, tiendas de ropa y de regalos. También cafeterías y locales de comida rápida. No solo para los viajeros sino también con acceso desde la calle.

Otros espacios ubicados en la Estación de Abando.

Además, la Estación de Abando dispone de punto de información turística para quien llegar a visitar Bilbao. Y cuenta con baños y consigna de equipaje.

Pasado, presente y futuro de la Estación de Abando.

En 1948 se inauguró la Estación de Abando para albergar la estación de ferrocarril principal de la ciudad, sobre otra más antigua que comenzó a dar servicio a bilbaínos y viajeros en 1863. No fue hasta varias décadas después que empezó a sufrir cambios. Los primeros llegaron en los años ´80 del S. XX tras las graves inundaciones que sufrió la ciudad. En esos años se incluyeron algunas esculturas de Agustín Ibarrola. Y se mejoró la accesibilidad de la estación.

En los años ´90 la Estación de Abando se remodeló con mejoras importantes. Y se incluyeron los locales que hacen de ella no solo un lugar de paso para quienes vienen a visitar Bilbao o se marchan de la Villa, sino también un espacio para visitar por los bilbaínos a diario.

En 2006 se cambió su nombre rebautizándola como Estación de Abando Indalecio Prieto. Y a finales de 2015 concluyeron las obras de restauración de sus tres fachadas.

Hoy es un centro de llegada y salida de viajeros. Pero también un lugar que ver al visitar Bilbao para conocer su historia y los tesoros artísticos que esconde. Y para ir de compras o tomar un tentempié.

En el futuro albergará también el TAV y está por definir si eso incluirá nuevos cambios en este espacio.

Horario de la Estación de Abando Indalecio Prieto.

Al tratarse de una estación en funcionamiento su horario es muy amplio. A diario permanece abierta de 05:00h. (5 a.m.) a 23:45h. (11,45 p.m.) Aunque eso no significa que todos los servicios funcionen durante ese horario. Cada local comercial y de restauración tiene su propio horario. Y las taquillas de compra de billetes también según el día y temporada del año.

Si vienes a visitar Bilbao llegues o no a través de la Estación de Abando Indalecio Prieto, es un lugar que merece la pena conocer. Descubre su historia y déjate sorprender por su emblemática vidriera.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *